PROTECTORES BUCALES

Cuando comenzamos una rutina de entrenamientos con el fin de ponernos en forma para la práctica de algún deporte, siempre nos solemos centrar en aspectos como mejorar nuestra resistencia, controlar nuestra respiración ó aumentar nuestra masa muscular. Sin embargo, la salud bucodental, es algo que se escapa a nuestra mente, olvidando y no siendo conscientes de la importancia que requiere.

Los últimos datos estadísticos concluyen que el 34% de las lesiones ocasionadas por la práctica de un deporte, ocurren en la cara, por lo que es muy recomendable la utilización de un protector bucal. Pero esto no queda sólo aquí, una investigación realizada durante los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, daba como resultado que muchos de los atletas que participaron en ellos, presentaban problemas bucodentales, pasando por alto y no preocupándose demasiado por el estado de sus dientes.

Una buena salud bucodental, también es importante para el rendimiento deportivo. Se convierte en algo mucho más primordial cuando la práctica de algunos deportes generan riesgos para los dientes y la cavidad oral en general. Por esta razón, desde Clínica Dental Dentalcalá, advertimos de la importancia de una buena higiene bucodental y la toma de medidas preventivas para todos aquellos deportistas de élite y personas que practican ejercicio habitualmente.

 

 

Los protectores bucales.

Los protectores bucales son objetos de plástico flexible utilizados para proteger la boca de lesiones. Su superficie resistente a los golpes ayuda a distribuir de manera uniforme las fuerzas de un posible impacto, lo que disminuye la gravedad de una lesión traumática en los dientes, encías, mejillas y lengua. Es muy importante que su tamaño sea adecuado y personalizado a cada persona, por lo que es de gran importancia acudir al dentista a la hora de adquirir uno.

¿Es necesario el uso de protectores bucales en todos los deportes?

El uso de una férula dental es muy recomendable en cualquier actividad en la que haya una posibilidad de contacto cercano con otros participantes o superficies duras. Aunque se recomienda utilizarlos en todos los deportes, son más necesarios en béisbol, baloncesto, softball, fútbol americano, fútbol, lacrosse o rugby, lucha libre, artes marciales o deportes recreativos como skateboarding, ciclismo o patinaje con roller.

Lesiones que puedes evitar utilizando un protector bucal.

La utilización de un protector dental adecuado nos ayuda a evitar no sólo fracturas de mandíbula, si no otras lesiones graves como hemorragias cerebrales, pérdida de consciencia ó lesiones cervicales, ya que impiden situaciones en las que la mandíbula inferior golpea contra la superior. Además, lo protectores bucales, aíslan el tejido blando de la cavidad bucal de los dientes, ayudando a prevenir cortes y golpes en los labios y mejillas, especialmente en personas que usan ortodoncia.

Tipos de protector bucal.

  • Férulas prefabricadas: la opción más económica pero no la mejor. Al no ser personalizado, no llegan a ofrecer la protección adecuada. Además, el hecho de mantener la mandíbula cerrada para mantenerlo en su lugar, afecta a la hora de mantener una respiración adecuada. Estos tipos de protectores no son considerados aptos.
  • Férulas de molde: son prefabricados, se hierven para calentar el plástico y por último se muerden para adaptarlos o amoldarlos a la boca del paciente. Aunque se adaptan al más que los prefabricados, tampoco llegan a tener la protección necesaria.
  • Férulas a medida: son diseñados, confeccionados y personalizados por un dentista para cada paciente. Es la mejor opción ya que ofrece protección, calce y comodidad, al estar fabricado con un molde que toma la forma de los dientes.

Mantenimiento de un protector bucal.

  • Inmediatamente después de su utilización es necesario lavar con agua tibia (no caliente), jabón de ph neutro y la ayuda de un cepillo de dientes.
  • Enjuagar con un colurorio sin alcohol y secar totalmente.
  • Guardar en una funda especial, rígido y bien ventilado con varios orificios para evitar que el protector se seque.
  • No dejar el protector bucal en contacto directo con la luz solar o en sitios con altas temperaturas.
  • No tocar o usar el protector bucal de otra persona.

¡Recuerda! Si practicas deportes agresivos y de riesgo de forma rutinaria, es necesario visitar el dentista periódicamente. Además de revisar el correcto ajuste del protector bucal, controlará posibles fracturas o afecciones de tu boca.

Desde Clínica Dental Dentalcalá también queremos destacar la importancia de utilizar protectores bucales personalizados desde la infancia y la adolescencia, puesto que es cuando los dientes aun se encuentran en desarrollo y cualquier lesión en la cavidad bucal podría comprometer su correcto crecimiento.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies